martes, 25 de octubre de 2011

Me Miraba A Los Ojos

Horas vivas vuelan lejos 
rubricas perrunas, jadeos contestados
la visita del adúltero termina ahora
huellas de esperma seco en tus muslos
¿Qué escondes debajo de la falda?  ¿Un monte divino?  ¿A Jesús repartiendo pan y pescado? 
Tú pecas y arrebolas la lujuria
vienes una tarde después de misa ingrata mía
reloj eres de las horas vivas. 

Necesito amor: 

 Ámame.


Nos amamos penosamente como dos niños que se descubren de repente, 
arrugas en el cuello...
su voz estirada y plana, se fue escapando secretamente de la ventana...
rumbo, rumbo al misterio....

Real de Catorce
José Cruz



No hay comentarios: